Altea, en su vinculación al mar, cuenta con unos excelentes pescados de la bahía que con cuidadosas y expertas manos, son la base de unos excepcionales arroces de pescado. Desde el tradicional “A Banda” a los arroces negros, la variedad de la que se puede disfrutar en Altea, hacen del municipio destino obligado para los amantes del buen comer mediterráneo.