Finales S. XIX. Costera Pont del Montcau / Placeta del Convent

Este edificio característico en la iconografía alteana por su vinculación formal con la fachada del Convento, albergó uno de los históricos casinos del siglo XIX y principios del S. XX: el Casino de Peparra. Mantiene la volumetría y ciertos elementos característicos del imaginario colectivo alteano y comparte protagonismo con la iglesia de San Francisco, a la que está adosado y enrasado en el plano de la fachada. El edificio conservó hasta los años 60 el sabor decimonónico. (…)

(Esta información está publicada en Guía de Altea de J. Miguel del Rey)