1728 – Ampliaciones a inicios del S.XX

Placeta del Convent

En 1728 los hermanos franciscanos procedentes de Benissa se instalan en la antigua ermita de San Pedro, cercana a la llamada playa del Bol. Allí se levanta el convento y el hospicio a lo largo del siglo XVIII con las aportaciones de los fieles y las donaciones de algunas familias. Del mismo, nos queda la iglesia de San Francisco, un templo de nave única cubierto por bóveda de medio punto con arcos fajones, crucero con cúpula ciega y capilla de comunión a la derecha del crucero, con un sencillo campanario en fachada. La capilla de la comunión es más moderna, posiblemente de inicios del siglo XX y se cubre con cúpula con linterna.

(Esta información está publicada en Guía de Altea de J. Miguel del Rey)

Fotografía: Francis Orozco