El pasado sábado 8 de agosto se celebró en Altea la vigésimo novena edición del Castell de l’Olla, con la asistencia de cerca de 50.000 personas que no quisieron perderse la cita más emblemática del verano alteano. A las doce en punto de la noche la pirotecnia Ricardo Caballer disparó 1.000 kilos de pólvora, desde las plataformas (5 grandes y cinco pequeñas) instaladas en la playa de la Olla, frente a los jardines de Villa Gadea.