Situado en la orientación sur-oeste del Baluarte y con acceso desde la parte Sur de la Plaza de la Iglesia, en su construcción se descubrieron numerosos enterramientos, supuestamente islámicos.
Desde el mirador, podemos disfrutar de los paisajes de la Serra Gelada, de la Bahía de Altea y del puerto, de las Sierras de Puig Campana y Aitana.