Altea, cuenta con bellas playas y calas. Algunas de ellas, son sencillamente paradisíacas, lugares donde nos gustaría perdernos para no volver, desconectando de la rutina y del estrés de cada dia. Disfrutar de estas playas de Altea, es toda una experiencia para no olvidar.