Anexa al Portal Nou, se encuentra la Plaza de Carmelina Sánchez Cutillas. Con ella, Altea rinde tributo a la escritora alteana de la generación del 50, que llevó al mundo fantástico de las letras las calles de la localidad a través del libro Matèria de Bretanya. El Portal Nou es la segunda de las dos puertas que se conservan. También denominada Puerta del Mar, se abre a mediados del siglo XVIII dada la importancia del Raval mariner.

(Esta información está publicada en Guía de Altea, de J. Miguel del Rey)