En medio de Altea, en la Plaza de la Paz, está el tipiquísimo Bar Bocaíto. En un ambiente limpio, moderno a la vez que tradicional, se sirven aquí las mejores tapas de la ciudad. Lorenzo y su equipo ofrecen desde gambas al ajillo, queso frito hasta delicioso jamón serrano todo lo que la cocina española tiene que ofrecer. Los que sólo quieren picar pueden degustar todas las tapas a tamaño mediano, lo que hace que sea aún más divertido probar todas y cada una de las delicias culinarias que siempre son preparadas en el momento.