Ca Joan tiene el privilegio de emplazarse en un entorno inigualable, disfrutando de un despliegue de contrastes que pone a prueba la capacidad de nuestros sentidos. Podemos sentirnos privilegiados al poder saborear el verdadero placer en un entorno donde las sensaciones se intensifican a través de manjares únicos, enaltecidos en un espacio y en un ambiente excepcional.