Castell de l’Olla, el mayor espectáculo de fuegos artificiales acuáticos del mediterráneo

Cada año el sábado más cercano a la festividad de San Lorenzo Altea celebra el Castell de l’Olla. El mayor evento pirotécnico en el mar de toda la costa española. Frente a la playa de l’Olla de Altea se dispara, desde el mar, desde unas plataformas flotantes ubicadas a 300 metros de la línea de la línea de costa.
Este año se celebra el sábado 11 de agosto y se espera, como cada año, que atraiga hacia Altea a más de 50.000 persona que se congregan en la línea de costa y otras zonas de Altea, para disfrutar del espectáculo pirotécnico.
Numerosas personalidades del mundo de la política, el espectáculo y la cultura ha participado y apoyado el acto a lo largo de sus 32 años de vida. Es premio al “Mérito Turístico, en la categoría de oro” de la edición de 1999 por la Diputación de Alicante y en el año 2007 fue declarada “Fiesta de Interés Turístico Comunidad Valenciana”. En el año 2016 la UNESCO auspicio el Castell de l’Olla en su 30 edición, considerando “los fuego de artificio acuáticos más importantes del Mare Nostrum”

Una noche mágica en Altea

Si tienes la oportunidad de acercarte a Altea la noche de la celebración del Castell de l’Olla vivirás una noche mágica, no sólo por el espectáculo de fuegos acuáticos sino por el ambiente que se genera en las playas de Altea. El castillo lo precede una gran cena organizada por la cofradía del Castell de l’Olla, a la que se puede asistir previa compra de entrada. Aunque si acudes sin reservar también puedes cenar en uno de los restaurantes de la localidad o incluso en las barras que improvisan las comisiones festeras al lado de la antigua finca de Villa Gadea.

Eso sí, mejor acude en tren o en transporte público porque aparcar el coche en la zona, va a ser misión imposible.  También puedes acercarte hasta Altea por la tarde, hacer tus compras e ir paseando al anochecer hasta la playa de l’Olla, como hacen la mayoría de los alteanos o informarte de los parkings disuasorios acondicionados para el evento.

El entorno del Castell de l’Olla

El entorno de l’Olla, en particular la playa y la antigua finca de Villa Gadea centran el lugar de esta fiesta de gran tradición popular que en la actualidad ha tomado un protagonismo que ha sobrepasado los límites municipales para convertirse en la cita veraniega de mitad de Agosto.

Las fiestas al Santo patrón y el castillo de Fuegos Acuáticos son las partes principales de esta liturgia contemporánea.

Los espacios: la playa, además de la bahía, donde se dispara el castillo pirotécnico, los espacios de la antigua finca de Villa Gadea y el nuevo ermitorio parroquia de Sant Llorens.

Historia del Castell de l’Olla

El Castell de l’Olla ha ido evolucionando a lo largo de los años. Empezó como un castillo de fuegos artificiales que se disparaba durante las celebraciones de las fiestas en honor de “Sant Llorenç” en la partida de l’Olla de Altea. Con el tiempo fue adquiriendo personalidad propia y a pesar de celebrarse en los mismos días que los festejos de “Sant Llorenç”, su organización es totalmente independiente. Siendo único en el mediterráneo al ser disparado totalmente desde el mar.
Para llegar a lo que es hoy, se constituyó la Cofradía del Castell de l’Olla. Formada por un grupo de personas amantes de los fuegos artificiales y de su pueblo. Esta Cofradía, organización sin ánimo de lucro, ha ido configurando el Castell a lo largo de estos años hasta conseguir convertirlo en un referente cultural en las noches mediterráneas del mes de agosto.

Desde 1987 se celebra, coincidiendo con las fiestas en honor a Sant Llorenç, el Castell de l’Olla con el disparo de un gran castillo acuático de fuegos artificiales. Dado el prestigio alcanzado ha sido objeto de atención por el Consell Valencià de Cultura que aconseja su incorporación como bien inmaterial propio.
El primer castillo de fuegos artificiales corrió a cargo de la Comisión de fiestas de San Lorenzo. Debido al gran éxito que tuvo, al año siguiente se constituyó la Cofradía del Castell de l’Olla que se encarga de organizar anualmente el Castell de l’Olla. Este evento se celebra el segundo sábado de agosto y suele coincidir con el fenómeno astronómico de las perseidas o “lágrimas de San Lorenzo”.
El castillo de fuegos artificiales se lanza íntegramente desde el mar en unas plataformas diseñadas por la Universidad Politécnica de Valencia que, desde l’Olla, ilumina toda la ensenada de Altea. Esta manifestación se concibe como una fusión de tradiciones valencianas. Además de los fuegos artificiales, ha estado presente la música, la danza, la literatura y las artes plásticas. Las artes plásticas y la literatura están presentes desde 1991 con la realización de un cartel y un texto literario a cargo de artistas de reconocido prestigio.

Tradición festiva de San Lorenzo

En la partida de la Olla se celebran en agosto las fiestas en honor a San Lorenzo. L’Olla de Altea es una zona costera limitada por el mar y el Monte Molar, situada a 2 kilómetros del casco urbano en dirección a Calpe y atravesada por la carretera nacional.

La parroquia de Sant Llorens es de reciente construcción para dotar de un espacio definitivo al culto y celebración de las fiestas en honor de Sant Llorens, fiestas que tradicionalmente se han celebrado el 10 de agosto en l’Olla donde acudían vecinos de Altea a pasar el día en la playa y en la Illeta.

La edificación de la Villa de los Ángeles o Villa Gadea data del último tercio del siglo XIX. En su ermita, bendecida en agosto de 1898, dedicada a Nuestra Señora de los Ángeles, a San Vicente Mártir y a San Lorenzo Mártir, pasó a celebrarse la fiesta religiosa en honor a San Lorenzo con novena, misa y romería. La romería transcurría desde Gadea hacia la carretera, se bajaba a la playa por el camino del barranco y por ella se volvía a Gadea.

A lo largo del siglo pasado, la ubicación de la imagen de San Lorenzo y de los actos religiosos ha sufrido diversos cambios, siempre sin abandonar l’Olla. En un principio se ubica en Villa Gadea, a mediados de siglo XX la fiesta religiosa pasa a realizarse en la Parroquia del antiguo Convento de las Carmelitas Descalzas; y desde 2007 en la nueva parroquia construida en la Finca Gadea, cerca de su ubicación original.

Los actos festivos han ocupado diversos espacios de la Olla, tales como la carretera –antes de estar pavimentada-, en las eras existentes junto a la playa a los lados del almacén del embarcadero – debajo del convento y en la denominada era de Sant Llorens.

Imprescindible

Por todo lo dicho el Castell de l’Olla de Altea es una cita imprescindible para todos los que estén pasando unos días en la Costa Blanca. Es un evento que reúne tradición, cultura y muy atractivo para el turismo ávido de encontrar nuevas sensaciones o experiencias.

Para más información sólo tienes que llamar a la Tourist Info de Altea al Tlf:965844114, o acercarte a la oficina en el Carrer Sant Pere 14 o mandar un e-mail a  altea@touristinfo.net o comunicacion@castelldelolla.com