Cada verano, desde 1983, el casco antiguo de Altea, la Plaza de la Iglesia en particular, recupera la vida en la calle de la mano de un nutrido grupo de artesanos que conforman la Mostra d’Artesania.

La Mostra, convertida en uno de los iconos de las noches veraniegas, es junto a la Fira del Xicotet Format y las Balconades una propuesta suficentemente solvente como para visitar Altea.

leer más