Comprar en Altea

La mejor forma de conocer Altea es salir de compras. Para ello solo tienes que atreverte a perderte por sus serpenteantes callejuelas adornadas con bonitas casas blancas y descubrir su pequeñas tiendas artesanales en el casco antiguo. Un refugio de artistas que abren las puertas de sus pequeñas y originales tiendas y talleres artesanales de los que llevarte un precioso recuerdo que te ayude a rememorar los bonitos momentos que seguro te hará pasar este pueblo. Una tienda de velas artesanales en la que es posible observar como de forma cuidada elaboran este producto. Galerías y tiendas de arte, productos artesanales de cerámica y joyas hechas a mano, creaciones en vidrio, latón, cuero, tapices y ganchillo, lámparas de papel multicolores… Entre ellas se cuela alguna tienda de ropa de inspiración boho chic que te transporta a otro tiempo transmitiendo una auténtica sensación de libertad, de encontrarte en un lugar realmente mágico.

 

Unas compras diferentes

Si hay algo que caracteriza a Altea son sus tiendas. Altea tiene un algo especial que te atrapa y te invita a pasear por sus calles empedradas y perderte para descubrir talleres y tiendas artesanales pero también todo tipo de tiendas: zapatería, decoración, tiendas de muebles, jugueterías, perfumerías, librerías, electrodomésticos, tiendas de regalos… y también tiendas especializadas en alimentación en las que turistas y vecinos de la localidad aprovechan para realizar su compra del día: frutas, verduras, carne, pescado, pan y repostería…

Tiendas con encanto

Por otra parte y no menos encantador, si buscas tiendas actuales pero con personalidad, tiendas auténticas donde adquirir una prenda diferente o un objeto de decoración único puedes pasearte por la parte baja de Altea. La Plaza del Ayuntamiento y la Avenida Rey Jaume I y su paralela, calle La Mar, encontrarás todo tipo de tiendas, algunas de ellas muy originales, con productos que solo en Altea podrías encontrar: zapaterías, tiendas de ropa, de decoración, librerías, regalos, complementos, jugueterías… Todas ellas con el encanto de Altea.

En esta misma zona comercial se encuentra el Mercado Municipal de Altea donde los alteanos, visitantes y turistas disfrutan de comprar diariamente productos frescos y locales, de km 0 como frutas, carnes, verduras, pescado fresco…

Si has reservado en alguno de los hoteles de Altea y has venido a pasar algunos días, el martes puedes visitar el mercadillo de Altea en dos zonas diferentes: la zona de Garganes, entre el camino del Algar y la Plaza del Ayuntamiento, en el que comprar ropa, zapatos o complementos; y en la calle Filarmónica, junto a la Plaza del Ayuntamiento, donde comprar frutas, verduras y flores.

Si has elegido Semana Santa para visitar Altea, podrás disfrutar de su Muestra de Artesanía, una de las ferias más importantes de la Costa Blanca, en la que se reúnen multitud de artesanos exhibiendo sus obras. Estos días, Altea se impregna de un ambiente más bohemio si cabe, mucho más mágico. Esta muestra se da en Semana Santa y durante los meses de verano en la Plaza de la iglesia.

Así que ya sabes si vienes de visita por Altea, una de las cosas que tienes que probar es salir a descubrir sus tiendas únicas, originales y auténticas para llevarte un pedacito de este pueblo con encanto.