La Sierra de Bèrnia es uno de los recursos medioambientales más importante del municipio de Altea, con una red de senderos que discurren por los principales puntos de interés que encontramos en la sierra, como son el Fort de Bèrnia, el Forat, las pinturas rupestres de l’Abric de l’Ernita del Vicari, patrimonio de la humanidad, o caminos históricos de herradura como el Camí de les Revoltes o el de la Cova de la Serp.

Según la Concejala del área, Anna Alvado, “La información relativa a la práctica del senderismo es una de las más solicitadas por los usuarios de la Tourist Info Altea, por ello, el departamento consideró importante que los senderos se encuentren en un estado óptimo de conservación, así como la ejecución de un pequeño sendero nuevo que mejorara la conectividad entre las rutas existente. Esta ampliación unirá el sendero PR-CV 7 que va hasta “El Forat” con el PR-CV 436 que pasa por “los Paelleros”, creando una ruta circular por el lado de Altea”.

“Un adecuado mantenimiento de las instalaciones senderistas no solo mejora la experiencia del visitante, además reduce el impacto ambiental en la zona. El adecuado marcado y definición del sendero evita pérdidas y reduce la aparición de senderos alternativos, minimizando por tanto la erosión en el entorno”, matiza la edil.

“Con esta actuación, el Ayuntamiento de Altea apuesta firmemente por el fomento de un turismo sostenible interesado en nuestra cultura, patrimonio y medio ambiente, que además propicia la desestacionalización del turismo en el municipio”, finaliza  Alvado

Dicha actuación ha sido posible gracias al apoyo de Turisme Comunitat Valenciana, mediante la concesión de ayudas a Entidades Locales para el año 2018 dirigidas a la mejora y competitividad de los recursos y destinos turísticos de la Comunitat Valenciana, subvencionando el 45%  del presupuesto total.