Cada verano, desde 1983, el casco antiguo de Altea, la Plaza de la Iglesia en particular, recupera la vida en la calle de la mano de un nutrido grupo de artesanos que conforman la Mostra d’Artesania.

La Mostra, convertida en uno de los iconos de las noches veraniegas, es junto a la Fira del Xicotet Format y las Balconades una propuesta suficientemente solvente como para visitar Altea.

Foto de https://www.facebook.com/unart.altea/

El principal atractivo de la Mostra d’Artesania es su oferta, materias primas de calidad, exclusividad en los diseños y alto grado de manipulación artesanal. Esto junto a la ubicación, en el punto más alto de la localidad, rodeados de terrazas de verano e innumerables locales donde cenar o tomar algo.

Foto de https://www.facebook.com/unart.altea/

Además, animando a la muestra podemos encontrar diferentes talleres y actividades relacionadas con la artesanía. Como por ejemplo el taller de reciclado, de cerámica, taller de joyería, taller de cuero… incluso algunas noches encontramos conciertos a pié de calle. 

Otra visita merece también la Fira del Xicotet Format, se trata de una muestra de oleos, acuarelas, grabados, dibujos y otras técnicas plásticas que podemos disfrutar también en el casco antiguo, junto al Portal Vell.

Durante nuestro paseo encontramos también Les Balconades, que son un proyecto emblemático en Altea que consiste en la exposición al aire libre, concretamente en los balcones del casco antiguo de Altea, de lienzos creados por artistas consolidados o amateurs. La técnica y el tema son libres, sólo condicionada a que la exposición es exterior.

 

Si te gusta el arte o simplemente contemplar cosas bonitas y disfrutar del buen ambiente, no puedes desaprovechar la ocasión de visitar Altea en sus noches de verano. Este pueblo con encanto, desprende un aire bohemio desde hace muchísimos años, cantidad de artistas vienen a Altea para inspirarse o para descubrir rincones que reflejar en sus obras.

La facultad de Bellas Artes UMH de Altea, atrae cada vez a más jóvenes con inquietudes artísticas que ven la posibilidad de aunar su vocación con una vida tranquila y bohemia en esta encantadora localidad. La misma Altea es una obra de arte con su gama de azules, provenientes del cielo, del mar y de los detalles de muchas viviendas. Sus casas blancas y calles empedradas le dan un toque mediterráneo y muy acogedor. 

Altea es la capital cultural de la Costa Blanca y haciendo honor a ello, su oferta es muy variada y completa. Cuenta con las mejores infraestructuras, entre ellas el Palau AlteaEl Palau Altea es un centro cultural, donde también se realizan congresos y varias exposiciones y actuaciones durante todo el año. Cuenta con un aforo de mil butacas y pertenece a la Red Española de Teatros. La programación que ofrece es muy atractiva en cuanto a teatro, danza, música, exposiciones y congresos.