Corría el año 1987 cuando Tomás Gonzalez – Albo Serrano abrió Pastisseria Dolç, en la avenida de Valencia de Altea. Su experiencia en otras pastelerías del lugar le habían permitido acometer con todas las garantías de éxito un proyecto que nacía de cero, envuelto en ilusión y en el necesario apoyo de los más allegados. Ha sido el esfuerzo constante, el trabajo diario sobre el obrador y la mayor de las dedicaciones lo que les ha llevado a celebrar este año el 30 aniversario en un contexto de consolidación y buenas perspectivas para el futuro.

Por si fuera poco, el que en el momento del inicio era un niño de tres años , el hijo de Tomas , Paco Gonzalez – Albo Romá es un joven desarrollado perfectamente en el oficio que desues de su paso por el centro de estudios turísticos paso 9 meses en pastelería Dalua el obrador de Daniel Álvarez. Subcampeón en Mejor Maestro Pastelero de España 1999 y 2000, medalla de oro en el campeonato Euro Americano 2000 y 2001 y recientemente incorporado a Relais Desserts (asociación mundial que agrupa algunas de las mejores pastelerías del mundo.