Altea acaba en la punta del Mascarat y la Sierra de Bernia, donde
aparecen calas de gravilla. En este caso ésta se divide en dos, Platja Mascarat Sur
y Platja Mascarat Nort. Entre las dos suman más de 500 metros de grava y arena
con aguas claras aconsejables para el baño y la practica de buceo. Su grado de
ocupación es medio como en la mayoría de las playas de Altea, ya que todas ellas se
caracterizan por su tranquilidad incluso en pleno verano.

Tipo: grava
Metros: 500
Acceso Minusválido: No
Servicio/comida: Si
Deportes náuticos: si
Niños; Si