¿Quieres escapar de la rutina y pasar un día diferente descubriendo un nuevo lugar, sus gentes y todo lo que ese sitio puede ofrecerte?

Pues estás en el blog perfecto porque te vamos a descubrir Altea, que se ha convertido en el destino turístico preferido por excelencia, donde año tras año muchas personas acuden a nuestra maravillosa ciudad para disfrutar de unos días de relax y tranquilidad.

Nuestra gente, playas de agua cristalina o nuestra tradición son grandes seductores que posicionan a Altea en el top de las localidades costeras alicantinas. Y, es que, ¡cómo resistirse! El clima, nuestra gastronomía tradicional y la gran variedad de flora y fauna característica de este lugar no pasan desapercibidos para nadie que se preste.

¿Y tú, todavía no has venido a visitarnos? Te contamos porqué Altea es el lugar idóneo para pasar un día diferente en la Costa Blanca.

Las opciones son muchas y muy variadas, desde venir a hacer alguna de las actividades de multiaventura que tenemos en nuestra oferta turística veraniega, hasta pasear por sus calles y disfrutar de la mejor comida. Tú decides qué hacer y ver en esta maravillosa ciudad, pero lo que es seguro que lo pasarás genial.

Vamos a poner el caso que quieres venir a pasar el día en familia un domingo cualquiera… tienes infinidad de posibilidades, pero nosotros te ayudamos a planificar tu escapada dándote unos consejitos.

 

#1 No te puedes perder nuestras playas y calas

Si vas a pasar todo el día en Altea, no te puedes ir sin darte un chapuzón en alguna de nuestras playas o calas. El agua cristalina convierte este pedacito de mar en un auténtico paraíso.

 

#2 Prueba nuestra cocina tradicional

Tal vez, después del baño te apetezca comer o tomarte algo en uno de nuestros bares o restaurantes que se encuentran a lo largo y ancho de toda la ciudad. Altea cuenta con una gran oferta gastronómica, no solo de productos locales y tradicionales, sino que puedes encontrar diferentes tipos de comida, como la vegetariana o la internacional.

Pulpo Gregori

#3 Descubre nuevos rincones en Altea

Sin duda, otra de las cosas que no debes olvidar hacer si vienes de visita es pasear por nuestras calles y miradores. El tinte blanco de las casas cubre Altea creando un ambiente veraniego constante; y los miradores de la ciudad ofrecen una vista panorámica y envidiable de toda la localidad.

 

#4 Vete de compras

Mientras das un paseo puedes ir de compras por las tiendas, boutiques y mercadillos que se encuentran tanto en el casco antiguo como en las zonas comerciales de la ciudad. Déjate llevar y descubrirás un sinfín de productos autóctonos realmente especiales que harán tu visita inolvidable. Aprovecha para perderte por la Mostra d’Artesania y conseguir una pieza única.

 

#5 Haz un paseo en familia

Te recomendamos visitar la desembocadura del río Algar, que se ha convertido en todo un espectáculo ecológico y natural. Se trata de un humedal que han incluido en el Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunidad Valenciana y en el que se puede hacer una ruta cortita para toda la familia (a excepción del tramo más cercano a la playa). Durante todo el recorrido se han instalado paneles explicativos que señalan los tipos de aves y animales propio de ese lugar. Sin duda, es una parada obligatoria si vienes de visita.

 

Ahora ya tienes una idea de qué hacer en Altea para pasar un día diferente disfrutando de una localidad costera alicantina encantadora. Lo único que tienes que hacer es marcarte una fecha en el calendario y venir a visitarnos.