Subiendo el cauce desde la desembocadura del rio Algar por el margen izquierdo, podemos disfrutar de la naturaleza alteana, por un sendero que recorre más de 14 kilómetros hasta casi Callosa. Diversas especies vegetales y fauna, pueden ser observadas en la ruta. Se recomienda calzado cómodo y cámara fotográfica para recordar los mejores momentos.