Playa para perros

Si te encanta llevar contigo a tu mascota a todas partes, en Altea puedes disfrutar de la playa en su compañía. Cuando llegan las vacaciones, muchas veces surge la pregunta: Y ahora… ¿Qué hacemos con nuestra mascota? Queremos que nos acompañe, pero no siempre es fácil.

Encontrar playas u hoteles accesibles puede resultar complicado. En Altea queremos que todo el mundo sea bien recibido y por ello hemos dedicado un rinconcito de este pueblo con encanto a todas las mascotas y sus dueños y dueñas.

El año 2016 el Ayuntamiento de Altea permitió el baño con perros en la playa situada entre el chiringuito “El Arrecife” y el Puerto Deportivo “Porto Senso”, es decir, a la altura de Villa Gadea subiendo unos pocos metros en dirección norte.

No es de uso exclusivo para propietarios de perros y por tanto tiene unas normas básicas de convivencia como  recoger los excrementos y llevar con bozal a los perros de razas potencialmente peligrosos.

La playa, como todas en Altea es de canto rodado. Es de agua limpia, semisalvaje, sin demasiadas olas y con un fondo fantástico para el buceo. Forma parte de la playa de la Olla.

Playa de la Olla

La playa de la Olla mide un kilómetro y medio. Se encuentra ubicada entre dos puertos deportivos y desde allí puedes ver el Peñón de Ifach. Frente a ella emergen “L’Illeta”, a la que se puede acceder a nado y “L’Illot”. Es perfecta para desconectar, leer o realizar juegos con niños. En ella tiene lugar en agosto el reconocido espectáculo pirotécnico de El Castell de l’Olla.

El canto rodado será muy de agradecer cuando tu mascota entre en el coche o en casa ¡mucha menos suciedad!

Normativa:

-Manener controlada a tu mascota.

-Procurar no molestar a los demás usuarios.

-Recoger los escrementos.

-Disponer del microchip.

-Además de estar al día en las vacunaciones, llevar la cartilla y si el perro está incluido en la lista de PPP, deberá ir atado y con bozal.

Altea, pueblo con encanto

Altea está ubicada en la Costa Blanca y cuenta con una gran extensión de costa, en la que se alternan zonas de acantilados y pequeñas calas con tramos de playa en terreno llano. Desde la punta del Mascarat, o Morro de Toix, hasta el espigón del puerto, Altea posee una amplia variedad de playas donde poder realizar todo tipo de actividades: nadar, bucear, pescar, navegar…

Altea tiene un vínculo especial con el Mediterráneo. Además de sus más de 6 kilómetros de costa, con maravillosas playas como L’Olla, Solsida, Cap Negret, Cala del Mascarat o La Roda, y acantilados sobre el mar… El Mediterráneo dota de vida a este pueblo con encanto y añade luz y vida a Altea.

Estas playas tienen muchas ventajas… La mejor de ellas es que no suelen estar masificadas, y este es uno de los puntos más fuertes de Altea. Puedes realizar otro tipo de juegos si vas en familia o con niños y la jornada resulta más tranquila.

En Altea puedes disfrutar de la práctica de todo tipo de deportes náuticos. Snorkel, submarinismo, vela, kayac… Sus playas lo hacen posible. También de sus montañas, si eres más de tierra. Se organizan rutas guiadas, y puedes realizar excursiones, tanto a pie como en bici.

En Altea, no enicontrarás un turismo masificado, si no un turismo de calidad y comprometido con el medio ambiente. Esta percepción no sólo la tendrás en sus playas y paseo marítimo, también en sus calles, hoteles y restaurantes.