En Semana Santa, al menos un día hay que pasarlo en Altea, el pueblo con encanto.

La Semana Santa es un momento muy especial para Altea por muchos motivos.
Es una semana de bullicio por los turistas que se acercan a conocer la localidad, uno de los pueblos con encanto más visitados de España. Además también es una semana de fiestas que muchos vecinos y visitantes viven con fervor religioso. Y por supuesto también es especial por las actividades complementarias que desde el Ayuntamiento se organizan para que disfrutar al máximo del buen tiempo y la naturaleza de Altea.

Ruta de les Ermites

El espacio en el que la música y la arquitectura religiosa se funden en un concierto que se hace único.
Como su propio nombre indica es un recorrido por las distintas ermitas del municipio, a la que año tras año se han ido sumando los templos parroquiales, capillas y edificaciones oratorias del municipio. Un recorrido en el que no sólo el protagonista es el espacio físico, que también, sino que en cada uno de los lugares hay programado un concierto. Una cita con la música para todos los visitantes que deseen conocer mejor Altea y sus encantos.

Procesiones Religiosas

Hay dos encuentros ineludibles para los amantes de la tradición católica que distinguen las celebraciones de Altea de las del resto. En primer lugar el Via Crucis que se celebra cada Jueves Santo que es una escenificación de imágenes congeladas a cargo de un grupo de actores, una experiencia única representada en las calles de Altea. También cabe destacar el encanto de la procesión del Santo Entierro que cada viernes Santo sobre las 20 horas realiza su recorrido por las calles del casco antiguo. Calles que están a rebosar de vecinos que acompañan a las imágenes religiosas y turistas que se agolpan en los cruces de las calles para ver la bajada de la procesión.

Rutas Guiadas

Otra oportunidad de conocer mejor Altea paseando por sus calles y escuchando las explicaciones sobre cada rincón secreto son las visitas guiadas gratuitas que se llevan a cabo por todo el municipio. La ruta más demandada habitualmente es “Conoce Altea” que transcurre por el Casco Antiguo de Altea, pero además podemos hacer rutas por “Altea la Vella”, el “Camí Reial” y la nueva incorporación “Cap Blanch i Els Arcs”. Cuatro magníficas rutas guiadas de unas 2 horas de duración para conocer mejor Altea y compartirlo en un grupo de hasta 40 personas.

Camins d’Altea

Para los más aventureros e independientes también existen 5 rutas que pueden hacerse en bicicleta o a pié y que transcurren por los alrededores de Altea.
Las rutas son “El camí Reial” que transcurre por la orilla del mar, “Altea la Vella” el origen de la actual Altea, “l’Algar” el inicio de la huerta alteana, “Quintanes i Barranquet” la tierra colonizada y por último “Cap Blanch i els Arcs” donde conocer antiguas ruinas.

Exposición de Artesanía

Son ya 35 años de la “Mostra d’artesania contemporànea” de Altea. Basta con acercarse a la plaza de la iglesia entre las 12 y las 22 horas en los días de Semana Santa para poder disfrutar de un montón de puestos de artesanos que ofrecen un verdadero espectáculo de colores y un alarde de saber hacer. Es una de las visitas obligadas tanto para salir a bajar la comida como para ir haciendo hambre para la cena porque si te acercas en estas fechas a Altea no puedes dejar de disfrutar de la gastronomía local.

Gastronomía de Semana Santa en Altea

No puedes visitar Altea y dejar de probar una de las Monas típicas de estas fechas, un dulce tradicional de la zona que se viene preparando desde antaño para salir a merendar al campo con los amigos.
Por supuesto para completar la visita hay que hacer una parada para comer o cenar en uno de los restaurantes típicos de Altea donde se muestran los verdaderos maestros de la cocina marinera con diferentes arroces marineros y platos de pescado únicos en toda la costa mediterránea.